Seguros dirigidos a personas

Los seguros tienen como objetivo amparar el patrimonio personal que pueda verse afectado por un daño, tanto a nivel personal como empresarial. 

Los seguros pueden dividirse en dos grandes categorías: los seguros dirigidos hacia personas y hacia empresas. En esta oportunidad nos enfocaremos en los seguros dirigidos a personas. 

Los seguros para personas a su vez, se subdividen en dos categorías:

Seguros que cubran el patrimonio como vivienda y vehículos; y seguros de salud como el seguro de vida, gastos médicos o seguros para viajes.

Asímismo, el patrimonio puede generar una responsabilidad civil hacia terceras personas. En este sentido, puede asegurarse la casa por si en un evento alguien sufre un accidente o en un vehículo se atropelle a una persona, se dañe otro automóvil o se destruya una propiedad ajena. 

Al adquirir ambos tipos de seguros, se protege el patrimonio personal y los daños que se puedan generar a raíz del patrimonio.